Cultura Lean o el estado del malestar

La Crisis que nos viene acechando estos últimos meses produce un deterioro del bienestar evidente. ¿Qué debemos hacer para que en breve no nos encontremos inmersos en un “estado del malestar”?. LEAN puede ser una de las soluciones.

Los presupuestos generales del estado, Autonomías y resto de Administraciones deben ser utilizados de una manera eficiente para ofrecer unos outputs a los ciudadanos que aporten un verdadero valor para ellos. Apliquemos la lógica del Lean a las distintas administraciones públicas, servicios públicos y empresas públicas

Valor del cliente

  • En primer lugar, debe definirse qué es lo que aporta valor al cliente (ciudadano) pero sin entrar en demagogia, por favor.

Procesos

  • Definidos los servicios que realmente aportan valor, deben definirse los procesos necesarios para producirlos, colocarlos en el orden adecuado y producirlos a medida que son demandados por los ciudadanos.

No se trata de recortes o de más impuestos. No, por favor. Se trata de eliminar todos los despilfarros que existen y que no aportan valor a los ciudadanos.

El ahorro vendrá dado como una consecuencia y no será traumático para nadie ya que los ciudadanos no percibiremos un deterioro de los servicios que nos aporta el estado del bienestar sino todo lo contrario.

Adicionalmente, las organizaciones trabajarán de una manera mas “inteligente” empleando los recursos necesarios en lo que realmente es necesario. Esto sin duda, generará en los empleados una sensación muy satisfactoria de autoestima y de orgullo de pertenecer a esa organización ya que su trabajo será verdaderamente eficiente.

Para salir de la crisis manteniendo el estado de bienestar actual, no se trata de gastar menos, sino de gastar de manera eficiente en lo que aporta realmente valor al ciudadano.

¿No pensáis que Lean puede ser el camino?