Refranes socialmente responsables: no por mucho madrugar amanece más temprano

RSE y Sostenibilidad

Refranes socialmente responsables: no por mucho madrugar amanece más temprano
El primero de los post de la serie “refranes responsables” pretendía dar una orientación sobre los criterios a tener en cuenta para seleccionar qué aspectos deben incluirse en el primer plan de responsabilidad social en una organización. Una vez que conocemos el qué, me gustaría abordar la perspectiva temporal al construir el primer plan de responsabilidad social.

Siempre debemos construir la estrategia con visión a largo plazo, sin perder de vista que al corto plazo puede darnos algún retorno muy positivo.

Emulando a un foro de jardinería, a la responsabilidad social la gusta que la miren, que la cuiden pero no que la presionen para dar flores fuera de temporada. Aunque si viene buen tiempo y los cuidados han sido los correctos nos regale alguna flor tempranera.

Mientras más tiempo transcurra, será una responsabilidad social con una madurez mayor, más integrada en todos los niveles de la organización y que reporte un mayor número de ventajas competitivas.

Por lo tanto, se debe evitar construir el primer plan de responsabilidad social buscando la inmediatez, el cortoplacismo al 100%. El que espera desespera y puede llevar a perder la fuerza de nuestro impulso inicial.

Para llegar a buen puerto, lo ideal es coger una velocidad de crucero estable y constante.