Lean startup, ¿o lean end-up?

Comienzo a escribir este post con el buen sabor de boca que nos ha dejado a los participantes de Lean Community la visita a la fábrica de Calidad Pascual en Aranda de Duero. Estrella, Rodrigo, Antonio y José : muchísimas gracias por enseñarnos vuestra forma de avanzar en el camino LEAN y la forma tan natural en que lo hicisteis.

Lean startup, ¿o lean end-up?

Estaba deseando volver al blog después de una larga sequía y este reencuentro con Lean Community me ha recordado su inicio allá por Septiembre de 2013 y en concreto a la parte en que Pedro Moneo (Opinno) nos ilustró sobre su manera de ver el mundo y concretamente las startup, tan “de moda”.  Así que me he decidido a poner a vuestra disposición un par de recursos y una pequeña reflexión sobre éstas.

Siempre me gusta beber de las fuentes originales (os recomiendo leer directamente a Ohno, por ejemplo), así que como primer recurso os adjunto el link al post donde se habla por primera vez de LEAN startup:

http://www.startuplessonslearned.com/2008/09/lean-startup.html

Aquí podréis ver cómo Eric Ries conceptualiza las start-up de una manera sencilla y muy enfocada al negocio del desarrollo del software.

Además os dejo este link hacia una interesante conversación entre el mismo Eric Ries y John Shook

http://www.leanblog.org/2013/12/recorded-conversation-between-john-shook-eric-ries/

Desde mi punto de vista la idea fundamental permanece: desarrollar productos y procesos de mayor calidad en un plazo cada vez más corto y con menores costes asociados a través de la implicación y participación de equipos de trabajo motivados. Hasta aquí no aprecio novedad alguna. Sin embargo creo que la mayor aportación del concepto moderno es la interación rápida con el cliente, rompiendo los prejuicios y paradigmas tradicionales, buscando una experiencia real desde el principio. Este es uno de los puntos clave para evitar largos períodos de trabajo “a oscuras” sin saber los gustos reales de los clientes con los consecuentes costes asociados (recursos dedicados, riesgos asociados,…).

Por otra parte hay que tener en cuenta que los ritmos son diferentes en cada negocio y, por tanto, los procesos clave de una startup se deben desarrollar de diferente manera para poder lograr la mejor adaptación. Teniendo en cuenta esto y que el camino LEAN es un camino de aprendizaje considero fundamental para desarrollar LEAN startup contar en la mayor medida posible con veteranos profesionales que hayan tenido la ocasión de cometer y padecer errores anteriormente, y de los cuales hayan aprendido. Lamentablemente las circunstancias de los últimos años han hecho que en este momento aquellos impulsores de startups tengan una oportunidad excelente para reclutar en el mercado auténticos expertos que pueden ayudar a que sus desarrollos sean más LEAN aportando su experiencia.

Y una última reflexión: creo que las experiencias recientes en que una vez alcanzada un determinado nivel el impulsor vende la empresa, recauda y luego ya veremos no es bueno. En la base del LEAN está el compromiso y la idea de que un impulsor de una startup estará sólo durante la primera fase para luego vender no me acaba de encajar. Creo que este mensaje, que a veces se lanza tan claro, perjudica al propio desarrollo de la empresa generando desconfianza y actuando como elemento desintegrador.  La fase inicial de la startup es como el enamoramiento, y aunque sabemos que no muchos amores duran para siempre, nos gusta pensar que así será. Es decir, que después del startup la película continuará…

Ya vamos terminando. Mira que no soy amigo de abusar de combinaciones del término LEAN (Ahora que todo es LEAN + algo…), pero no puedo resistirme a dejaros dos perlas para terminar este post:

  • www.leancow.com  : el blog de Manuel Angel López (autodefinido como  abogado de emprendedores y startups), que es capaz de fundir las startups, la vaca púrpura de Seth Godin y el Business Model Canvas. En su reciente post nos habla de LEAN legal.
  • Lean End-up.  Creo que es un término no empleado hasta ahora. Lo propongo como el proceso por el que una empresa llega a su muerte sin generar despilfarros a la sociedad ni a ninguno de sus stake-holders. ¿Qué os parece?