Lean en Sanidad

Lean en Sanidad

Por | 2018-07-02T09:03:18+00:00 26 julio , 2013|Lean|0 Comments

Lean en SanidadParece que lo más importante para un Hospital es Sanar a los Pacientes. Se trata de un objetivo similar al de una empresa, si cambiamos el verbo Sanar por Satisfacer y el sustantivo Paciente por Cliente. ¿Podremos hacer extensivos todos los principios del Lean a un Hospital ya que el objetivo fundamental es el mismo que en una empresa y cómo podemos declinar este objetivo general?

Los principios del Lean: Identificación del Valor (eliminando los despilfarros), identificación del flujo de generación del valor, colocación de las diferentes actividades de nuestro proceso en el flujo identificado, conseguir que las actividades trabajen bajo un pilotaje “pull” y Mejora Continua, pueden ser desarrollados utilizando herramientas similares a las que emplearíamos en una fábrica.

Todo ello, sin duda es algo que podemos aplicar en un Hospital, para conseguir ese objetivo general que hemos planteado en la introducción.

Adicionalmente, conseguiremos otros objetivos secundarios como son la mejora de rentabilidad, la reducción de las listas de espera (término que me es muy chocante escucharle con tanta naturalidad en este sector), mejora del ambiente de trabajo, reducción del stress laboral que existe en estos entornos, etc.

Pero un Proyecto Lean no es una lista de acciones que conducen a algunas mejoras difícilmente consolidables, un proyecto Lean en un Hospital debe ser el Proyecto y debe ser realizado con el apoyo completo de la dirección y con un horizonte de medio-largo plazo.

Se ven cada vez más casos de pequeñas mejoras “lean” que se implementan en Hospitales, herramientas que se aplican para mejorar el orden y la limpieza, para reducir stocks, para mejorar los tiempos de atención del paciente, pero no existe una sistematización que venga pilotada por un Proyecto global de Lean.

El gran error que se comete es no dar al Proyecto de transformación Lean la importancia y sistematización que se debe. No tratarlo como un proyecto a medio-largo plazo es un craso error. Se debe tratar como el Proyecto con mayúsculas que conducirá a la Organización Sanitaria hacia un camino que no tiene fin, el de la mejora continua de la Eficiencia y la Satisfacción de todos los Actores involucrados.

Los Hospitales sin duda se lo merecen y todos nosotros como clientes potenciales también nos lo merecemos.

Sobre el autor:

Déjanos un comentario