Cuando la teoría no es suficiente: Escuela Lean

Cuando la teoría no es suficiente: Escuela Lean

2018-07-02T10:56:14+00:00 Por |Lean|0 Comments

Escuela Lean Renault Consulting

En un contexto tan atomizado, las demandas de formación estándar disminuyen mientras aumentan las peticiones de formación a la carta, plagadas de ejercicios que tratan de que los conceptos clave calen y no se trate de un mero discurso entre emisor y receptores. Así surge el concepto de que “la teoría no es suficiente”.

El LEAN no queda al margen de todo esto, y es que muchos conocemos como a través de juegos y simulaciones vamos construyendo una serie de escenarios que pretenden transmitir los principios del LEAN a los formados, a saber: qué es valor para el cliente, establecer e identificar nuestro flujo de valor a través de los procesos, jidoka, sincronización con el cliente, flujo continuo, producción pull y búsqueda permanente de la perfección a través de la participación e implicación de las personas.

Sin duda el aprendizaje a través de la práctica o “Learning by doing” está de moda. Pero, ¿cómo hacer para que esa práctica sea eficiente y que sea un verdadero valor añadido para las personas formadas? La solución es que esa formación sea lo más cercana a la realidad de la empresa pero que permita reproducir una serie de contextos diferentes (algo difícil de hacer en la propia empresa) que permitan comprender con la práctica, los diferentes resultados de llevar a cabo una serie de estrategias u otras.

En este caso la formación, sí será un verdadero valor añadido, puesto que permitirá a las empresas alcanzar, al menos 3 de los 4 pasos necesarios para la transformación LEAN enunciados por Womack & Jones:

  • Encontrar un agente del cambio
  • Obtener conocimiento lean básico
  • Trazar mapa con flujos de valor
  • Aprovechar o crear una “crisis”

Qué mejor manera de formar a los managers (los futuros agentes del cambio) en diferentes escenarios y hacerles entender los beneficios del LEAN y la necesidad de su puesta en marcha que a través de la práctica en un ambiente real y controlado.

Pues así surgió el proyecto de crear la primera Escuela Lean en España, y es que el aprendizaje debe pasar, necesariamente, por un acercamiento al terreno. Es por la observación, y por la práctica real, que los alumnos (actuales y futuros “managers Lean”) pueden adquirir las competencias necesarias para poder adaptar, y aplicar de forma eficiente, el Lean en sus Organizaciones.

En definitiva, el reto debe ser presentar, de forma práctica y dinámica, los conocimientos y herramientas Lean con visión sistémica que permitan convertir a los alumnos en verdaderos agentes del cambio dentro de sus Organizaciones, y de esta manera dar respuesta a las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo identificar las operaciones de no valor añadido como primer paso para eliminarlas o reducirlas?
  • ¿Cómo establecer un método de trabajo robusto y eficiente?
  • ¿Cuáles son las claves para optimizar los medios de producción para una mejora del flujo de valor?
  • ¿Cómo iniciar un proyecto de transformación Lean?

Os invitamos a visitarla: www.escuela-lean.es

Sobre el autor:

Déjanos un comentario