Certificación en duda o dudosa profesionalidad

Certificación en duda o dudosa profesionalidad

2018-07-04T15:03:05+00:00 Por |Calidad|1 Comentario

Es evidente que existen muchos aspectos que hoy en día ponen la certificación de sistemas de gestión en duda: costes, burocracia administrativa, sistemas no adaptados a la realidad de la organización, falta de implicación de la Dirección, etc. Pero entre ellos, ¿incluirías también la falta de profesionalidad de los auditores?

Hace un tiempo asistí a una interesante jornada organizada por la Asociación Española para la Calidad sobre la Contribución de la certificación en la situación económica actual, y en los turnos de preguntas posteriores a las ponencias, escuché reiteradas veces por parte del público asistente, mensajes con la siguiente idea:

[quote]La empresa certificada considera que hay falta de profesionalidad del equipo auditor[/quote]

Estas personas argumentaban que en el contexto económico actual, para un responsable de un sistema, es difícil convencer a la Dirección de la necesidad de mantener la certificación, cuando tenerla ya no es una exigencia comercial y las auditorias externas no aportan valor. Lo curioso es que en estos casos, la Dirección no se estaba planteando que la organización dejara de funcionar según su sistema de gestión, sino solamente el hecho de la certificación.

Como consultora de sistemas de gestión, me alegró ver que hay clientes que ya no quieren una auditoria externa rápida, superficial y que no toque mucho las narices, sino que quieren/necesitan oportunidades de mejora reales que hagan evolucionar su sistema y aprender de las aportaciones del auditor externo.

Parece que ENAC también se ha dado cuenta de esta situación y la nueva edición de la ISO/IEC 17021:2011 Evaluación de la conformidad – Requisitos para organismos que prestan servicios de auditoria y certificación de sistemas de gestión, pretende aumentar el valor de la certificación estableciendo nuevos requisitos que inciden en la competencia de los auditores. El objetivo de las auditorias debe ser entre otros, el aporte de valor y de áreas de mejora.

Esperemos que con la aplicación de esta norma por los organismos certificadores y también el esfuerzo de todos los profesionales que trabajamos en este sector, se consiga aportar mejoras en la gestión de las organizaciones de nuestros clientes y la falta de profesionalidad deje de ser un posible motivo para abandonar la certificación.

Sobre el autor:

Comentario

  1. MARTA PEÑALBA 12/06/2012 at 16:36 - Reply

    En el contexto económico actual, es posible que la Dirección se plantee la profesionalidad de un equipo auditor como excusa para no implicarse en el Sistema de Gestion de su empresa. Sin embargo,mi experiencia como auditora me hace preguntarme si realmente un Gerente cree que su empresa podría mantenerse sin un Sistema de Gestión. Verdaderamente creo que no, y que en el fondo todos los gerentes son conscientes de la necesidad de mantener los sistemas de gestión de sus empresas. No solo organizan y gestionan los procesos de la organización (sin procesos cualquier empresa grande o pequeña sería un caos) sino que llevan implicita una mejora continua imprescidible en cualquier ámbito laboral. Yo también defiendo desde aqui a todos los auditores que día a día con su trabajo se esfuerzan en la propuesta de acciones de mejora de las organizaciones que auditan. Ningún gerente debe olvidar que los auditores son especialistas cualificados para el trabajo que realizan y le proporcionan a la empresa auditada una visión profesional desde un punto de vista totalmente diferente al suyo. Y Como decía mi abuelo “4 ojos ven más que 2” .

Déjanos un comentario